Ir al contenido principal

Pomarola, evil-mode y otras cosas

Hola!

Despues de tanto tiempo vuelvo a bloguear. Sinceramente extrañaba mucho escribir por acá (ahora en nuevo dominio), ya que es una herramienta que me mantiene motivado a seguir aprendiendo cosas y mantiene un buen registro de las cosas que he aprendido previamente (lo cual me ha servido más de una vez).

Emacs, I3, RSI y Evil

Tanto joder con atajos de teclado, hace un tiempo me empezó a molestar la mano izquierda y me di cuenta que entre Tmux, i3 y Emacs estaba haciendo mucho uso de atajos de teclado con esta misma. Así que lamentablemente (a pesar de que me encontraba muy a gusto con ese manejador de ventanas) tuve que abandonar i3 y volví al tradicional escritorio MATE. No pensaba dejar Emacs tan fácilmente, pero si tengo que admitir que el lado oscuro (VIM) tiene atajos que no cansan tanto las muñecas, y que los modos, una vez que te acostumbrás son más fáciles. Es por eso que ahora mismo me encuentro utilizando evil-mode y god-mode que me emulan bastante el workflow de Vim sin perder todas las ventajas de Emacs (la indentación, paquetes, org-mode, etc)

Pomarola

Hace un tiempo que quiero implementar la técnica pomodoro y vi que la app para linux solo soporta el escritorio GNOME. Es así que me decidi a hacer una aplicación en Ruby para aplicar esta técnica a mi trabajo (inicialmente iba a ser en Go, pero la librería esta rota para gtk3.20). No es la gran cosa, pero lo bueno es que al finalizar un pomodoro, guarda la entrada debajo así podemos editar el nombre. La idea es eventualmente poder exportarla a diversos formatos y hacer una suerte de work log. Ahora mismo está muy verde (no se puede guardar permanentemente), pero como timer pomodoro básico funciona bastante bien (con notificaciones de escritorio y toda la cosa).

fit-width

Libros

Estoy leyendo la Trilogía del Asesino de Robin Hobb, y debo decir que me gusta bastante. Es muy similar (pero anterior) a Canción de Hielo y Fuego de GRRM, aunque bastante más centrado en un solo personaje. También comencé la saga de la Torre Obscura, pero realmente debo admitir que me cuesta muchísimo seguir la escritura de Stephen King.

Una canción

Esta canción la escuche en el CD Incompleto de Callejeros y la verdad me encantó:

Un Minuto

Comentarios

Comments powered by Disqus